Conversaciones de cama

Hoy es un buen día para hablar de esas conversaciones honestas, de esas que entre almohadas y muecas cariñosas porque al moverte destapaste los pies de tu pareja, terminas por hablar de cosas cotidianas que se convierten en importantes porque las compartes con quien quieres.

San Valentín es siempre un día polémico en lo que a Publicidad se refiere, para muchos un mero pretexto comercial, para otros como yo, el permiso de ser cursi cuando he estado enamorada, porque sí, yo también creo que los comercios y las marcas se benefician de las compras “de amor” de un día como este, pero oye, entre un black friday o un día de rebajas en donde el consumismo desenfrenado provoca empujones y mujeres dando codazos para encontrar la talla del pantalón que cuesta solo un 5% menos que su precio habitual, prefiero lo empalagoso de llegar a casa y que el chico de mis sueños me haya comprado una rosa, una chocolate o una tarta; y sí, se que tiene forma de corazón y que quizá fue más cara que lo habitual, pero que me enamorará el alma y me dejará con un cosquilleo por todo el cuerpo no tiene precio…

Para mi, este día es un pretexto para decir de una forma original y diferente que quieres a alguien, aunque OJO y es fundamental decirlo, esto sólo es apto para aquellos que el resto del año se esfuerzan en amar y hacer saber a la pareja que son un trozo de alegría de sus vidas, no vale caer en el materialismo que justifique el desamor de otros 364 días, solo para aquellos que miraron a los ojos a su pareja justo antes de dormir y en silencio la abrazaron hasta quedarse dormidos.

Y ya que hablamos de camas y del consumismo de San Valentín, quiero mencionar la acción que este año realizó IKEA; y es que supieron darle la vuelta a esta idea de “San Valentín sólo busca que consumas” y vaya de que manera! Porque con la acción “Hotel Amour” sortean entre sus clientes la posibilidad de pasar una noche durmiendo en alguno de sus colchones, habiendo escogido previamente la dureza y el tamaño según sus preferencias; a cambio, la empresa fabricante de muebles recibe un feedback sobre la experiencia, eso sin hablar de la viralidad que esta acción ha generado.

El vídeo de la campaña no tiene desperdicio, porque las historias que se muestran son un ejemplo que todos aquellos que hemos ido a IKEA con la pareja hemos vivido si o si… Resulta divertido que una marca no tema a contar los enfrentamientos que ha provocado.

Está claro que cuando una marca “da” lo que recibe es mucho mayor, y más en un mercado como el de hoy, en el que la opinión y experiencia de los usuarios es vital de cara a las mejoras de un producto y de la influencia que sus comentarios puedan tener en un entorno digital, pero sobre todo porque el engagement que generan es más fuerte que el de un descuento “amoroso”

He querido hacer mención a esta campaña, porque pensándolo bien, tanto para el marketing como para las parejas, la comunicación es fundamental, saber contarle al otro lo que quieres o no, es la clave para seguir en el mercado; pero sobre todo porque mientras el amor no abandone tu cama, seguirás poniendo corazón a todo lo que hagas.

3 comments on “Conversaciones de cama

  1. Hola !que acierto este el de IKEA ! al despertar interés con una propuesta tan divertida como la de pasar la noche en uno de los colchones de exhibición ,se antoja aun cuando no tengas un amor con quien compartirlo , solo por la emoción de brincar en las camas y corretear por el sitio dándole variedad al hecho mismo de dormir y es que parece mentira, pero hasta la cama mas cómoda,después de un tiempo incomoda, aburre, mueve a probar nuevas maneras de relax.
    Esperanzada en que la propuesta de Hotel Amour no sea solo la de dormir, decidir la firmeza, el tamaño, la textura, la altura y hasta la hortoflexia del colchón en que dormimos ,puede añadirle al momento amoroso un toque especial que propicie la comunicación verdadera ya verbal , física o emocional entre quienes prueban a vivir algo distinto ,ya sea con el mismo o con alguien diferente ese es el privilegio de los amantes y la información valiosa que para una marca puede reportar aprovechar San Valentín y la curiosidad propia de un potencial consumidor deseoso y arriesgado por experimentar sensaciones nuevas.

  2. Hola Ikix,
    Primero de todo, felicitarte por el blog… y te animo a que no dejes de escribir tus emociones, sentimientos, inquietudes,opiniones,pensamientos,secretos de almohada…etc… tienes mucho talento a la hora de escribir.
    Coincido contigo en todo, yo siempre he sido un fiel Anti-San Valentin, ya que para mí el amor se demuestra en el día a día, cualquier detalle es válido sea el día que sea, y aunque es un buen día para hacer algo diferente con tu pareja, considero que está destinado al consumismo más que a nada…
    Eso sí, OJO…si soy partidario de detalles creativos, diferentes, baratos pero enriquecedores…
    Pero si es cierto que vivimos en una sociedad donde, desgraciadamente, la publicidad se utiliza mucho para “incitar” al consumismo, en lugar de para otro tipo de cosas…algo a lo que tendremos que acostumbrarnos.
    De todas formas, creo que la mente humana tendemos a “caer” en cierta forma en éste tipo de “publicidad engañosa”…donde…”como todo el mundo hace ésto, pues lo hago yo también”, graso error por cierto.
    En general, lo que creo es que la gente “normal” o que se cree “normal” tiende a no ser creativa durante su vida, tiende a acomodarse, a aburgesarse, a no salir de su burbuja, su estado de confort… que no digo que sea malo, pero que éste tipo de personas son mucho más vulnerables a éste tipo de marketing ó publicidad…a caer en la tentación….como algo que puede ser novedoso para sus vidas.

    Un saludo y Felicitaciones por el blog.

    pd: ¡que viva el amor! y ¡que viva Ikea!

    1. Gracias Alberto por dedicar tu tiempo a leer y sobre todo a retroalimentar con ideas frescas.
      Efectivamente hay una tendencia a creer que el marketing trata de crear necesidades, pero yo soy de las que cree que incentiva deseos.
      En terminos estacionales, las celebraciones de “dias especiales” basados en el afecto, la salud o cualquier otro aspecto social si que tienen una finalidad comercial, pero el pecado no está en comprar algo material sino en no “comprar” la idea, es decir, no reflexionar sobre el motivo de la celebración. La verdadera clave está en conocer el porque de las cosas y ser consecuente con lo que se hace-dice.

      A propósito de necesidades y deseos, hace tiempo escribí algo sobre ello. Te invito a que le eches un vistazo:
      http://www.brandingoflife.com/proporcion-entre-necesidades-y-deseos/

      Gracias de nuevo.
      Feliz día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>